Cómo evitar que tu cerradura se atasque

Evita que tu cerradura se atasque gracias a estos consejos

¿Sabes dónde se encuentra la clave para salir airoso cuando tu cerradura se atasca? Pues el kit de la cuestión radica en evitar que las partes de la llave y  de la cerradura que entran en contacto se oxiden o se sequen demasiado.

Parece fácil pero cuando las llaves que no giran en el bombín o cuando ni siquiera entran son dos síntomas inequívocos de que la cerradura simplemente está atascada.

Problemas comunes y alternativas

Seguro que te preguntarás ¿es este un problema frecuente? Bastante, de hecho más de lo que creemos sobretodo en puertas que apenas se utilizan como por ejemplo la de los trasteros, segundas viviendas o patios. Pero esto tiene fácil solución; aceite, vaselina, grafito o parafina son el top de productos más utilizados para conseguir desatascar el cajetín.

En este artículo, nuestros profesionales de Cerrajeros Mostoles 24 horas te explican cómo proceder a engrasar esas piezas así como las soluciones más económicas.

consejos cerraduras atascadas

Comienza engrasando las piezas

¿Has notado que tus  cerraduras o llaves están bastante secas?  Bien, pues ese es el momento para proceder a engrasar, cuando alguna de las partes o las llaves se secan demasiado o se oxidan.

La solución más común y directa: desmonta el cajetín y pasa aceite o vaselina por las superficies de contacto. Es muy recomendable que este proceso se realice en las diversas piezas de manera periódica, sobre todo en el caso de cerraduras que utilizan con poca frecuencia.

El grafito, fácil de aplicar, con alto grado de durabilidad y resistencia

¿Buscas otras soluciones? Este material es una muy buena alternativa, sobre todo si se emplea en bisagras, ejes o engranajes. Al no retener polvo, su durabilidad y resistencia son más elevadas. Si no sabes cuál es el procedimiento para  su aplicación, es muy sencillo: coloca un poco en la ranura de la cerradura para que el grafito se adhiera en su interior.

Hay productos en aerosol diseñados de manera específica para este objetivo pero antes de adquirirlos, lee detenidamente las instrucciones de uso.

Alternativas económicas

¿Necesitas salir del paso sin que tu bolsillo se vea resentido? Pues quizás tengas algunas soluciones más cerca de lo que crees. Como por ejemplo, las minas de los lápices. Si como lees, son ricas en grafito que puedes utilizar para intentar arreglar una cerradura atascada de modo casero. Pinta con un lápiz los dientes de una llave e introdúcela en el bombín. Al girar la llave, la cerradura se lubricará.

Otra posibilidad muy asequible es el uso de parafina, sustancia que se emplea para crear velas artesanales. Para aprovechar este material debes sumergir la llave en agua caliente y después en parafina e introdúcelo en la cerradura. Al abrir y cerrar varias veces, el mecanismo se lubrica y el problema se habrá esfumado.

Puertas sin llaves

¿Estamos hablando de puertas de hoteles, coches o edificios de nueva construcción? La tecnología avanza y con RFID se puede abrir una cerradura con una tarjeta o un llavero, sin  emplear llaves.

Según el bolsillo del cliente, las ventajas de esta tecnología son varias, ya que con estas tarjetas, desaparecen las cerraduras convencionales y los posibles problemas que estas conllevan. Por otra parte, parece evidente que las puertas inteligentes también son más seguras: al carecer de orificios, no es posible abrirlas con ganzúas u otros artilugios.

Más información